Un grupo de senadores estadounidenses propondrá al Senado de su país imponer sanciones económicas y bloqueo de visas a las personas responsables de la violencia y de las violaciones de derechos humanos ocurridas en Nicaragua en los últimos dos meses, desde que iniciaron las protestas antigubernamentales.

Sería una enmienda a la sección 1271 de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés) para el año fiscal 2019 del país norteamericano y sería propuesta por el senador Robert Menéndez y respaldada por los senadores Ted Cruz, Bill Nelson, Marco Rubio y Dick Durbin.

Las sanciones que se impondrían, según la propuesta, estarían dirigidas a “cualquier funcionario actual o anterior del Gobierno de Nicaragua o cualquier persona que actúe en nombre de ese gobierno”, que hayan sido responsables o cómplices de los actos de violencia o abusos graves a los derechos humanos hacia manifestantes, de dirigir acciones o políticas que socavan los procesos democráticos o instituciones en Nicaragua y de actos de corrupción como la expropiación de activos privados o públicos para beneficio personal o sobornos.

El documento establece que las sanciones en general serían el bloqueo de activos y la revocación de visados estadounidenses.

En el aspecto financiero, las propuestas de sanciones que presentarán senadores estadounidenses, incluirían “bloquear y prohibir todas las transacciones en todas las propiedades e intereses en propiedad” de los sancionados, en caso de que estas propiedades estén en los Estados Unidos, provengan de los Estados Unidos o estén bajo el control o posesión de una persona o entidad estadounidense. Estas no incluyen sanciones en la importación de bienes.

En cuanto a la exclusión de los Estados Unidos, las medidas implicarían la negación de visas o la revocación de cualquier visa existente.